Si eres de los que en tus publicaciones nunca olvidas un hashtag o te encanta subir selfies a Facebook o Instagram, ¡felicitaciones, clasificas como Tecno-Adicto!

De una u otra forma estamos conectados con la tecnología, de tal manera que incluso sin darnos cuenta utilizamos a diario lo que podríamos llamar un “tecno-diccionario”.


Ya es común que ante un olvido digamos que “se nos borró el disco duro”;  o si algo nos disgusta se nos puede incluso llegar a “disparar un trigger”;  y en casos extremos de pronto llegamos a escuchar un “¡me voy, mi esposa me hizo ping!

#AsíHablaUnTecnoAdicto

Por: Adriana Cristina Rueda - @AdriCrisR.   Fecha de publicación: 18 de Septiembre de 2015

Las reuniones sociales con nuestros amigos las cambiamos por un chat grupal y lo llenamos de emoticones para demostrar nuestro “lado más sensible”… LOL

Tener followers o ser un famoso youtuberse convirtió en algo muy normal por estos días, tanto que para las compañías el community managerse volvió casi indispensable para mantener el contacto empresa-cliente.

Y sin dejar a un lado los tecnicismos de nuestro trabajo, quien no se haya enfrentado en la vida diaria aunque sea por una vez a términos como troyano, hacker, wma, buffer, metadato, emule, hyper-threading, big data, petabyte, cloud computing, webOS, web service, app, geek, entre muuuuchos otros, tal vez esté necesitando con urgencia una actualización en TI.

Todos los días aprendemos algo nuevo en este inagotable y siempre creciente mundo de la tecnología.  Incluso algunos con el paso del tiempo hemos tenido la experiencia de “estar en la nube” de dos maneras supremamente diferentes. Nuestro objetivo: no quedarnos atrás y estar siempre al día, porque recuerden que las nuevas generaciones ya vienen con el chip incorporado.

Me pregunto si dentro de unos años este nuevo idioma será el más hablado en el mundo… es posible, porque al paso que vamos y con tantas herramientas a nuestro alcance se convertirá en algo viral y va a ser más fácil aprender “tecnologonés” que mandarín.