Los niños y los jóvenes (y algunos ya no tan jóvenes) han hecho crecer esta necesidad y lo han convertido en una tendencia que se ha extendido con mucha rapidez por todo el mundo.  Cuántas veces no hemos visto a alguien, o tal vez hemos sido nosotros mismos, quienes al menor asomo de tiempo libre buscamos la manera de “consumir” aplicaciones móviles sin importar la hora ni el lugar. Ya incluso la mejor manera de calmar a los niños es dándoles la tablet para que jueguen… ¡Y ni pensar en quedarnos sin celular por un día completo!

Aunque existen campañas para desincentivar el uso de estos dispositivos en ciertos momentos (cuando vamos en el transporte público, al salir a almorzar con nuestra familia o amigos, al conducir un auto…), lo cierto es que mientras la gente lo pida y logremos darle un enfoque adecuado, el desarrollo de aplicaciones móviles es un mercado en crecimiento constante.

Según estudios realizados, sólo durante el año 2014, el crecimiento en el uso de estos dispositivos fue del 76%.  Teniendo como base una proyección de esta cifra, las oportunidades en este campo son inmensas.

Entonces, si tienes los conocimientos y una idea por explorar… ¿qué esperas? Puede ser el inicio de un brillante futuro en el mercado de las apps.

En Colombia se ha contado con iniciativas como Apps.co, que con el respaldo de MINTIC y empresas aliadas como Microsoft, Google y el SENA, ha sido un trampolín para los emprendedores que se lanzan a convertir sus ideas tecnológicas en negocios reales.  En la actualidad cuenta con más de 89.000 usuarios y se ha apoyado más de 900 ideas.

Productividad, entretenimiento, salud y bienestar, negocios… elige la categoría y haz que el mundo te conozca.

La gente lo pide... ¡tú lo desarrollas!

Por: Adriana Cristina Rueda - @AdriCrisR.   Fecha de publicación: 18 de Agosto de 2015

Hace algunos años el mercado laboral para los desarrolladores estaba enfocado a la web, después de haber estado por un buen tiempo centrado en las aplicaciones de escritorio.

Pero con la llegada y el auge de los dispositivos móviles, el target cambió.  Ya no se desarrolla únicamente para el trabajo o el estudio; es más, la mayor demanda de aplicativos está, curiosamente, en el área del entretenimiento.